Archivo del sitio

Alexandra Jiménez y Raúl Arévalo, de “Promoción fantasma” en el Paraninfo

CULTURA

Arantxa Peña 15/02/2012

“Una película original y llena de atractivos”. Así definía en la presentación el profesor y periodista Luis Alegre a la película “Promoción fantasma”, la segunda del director Javier Ruiz Caldera, y protagonizada por Alexandra Jiménez y Raúl Arévalo. Estos dos jóvenes actores, acompañados por el director del largometraje, han participado hoy 15 de febrero en  el ciclo cinematográfico “La Buena Estrella”, celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza.

De izquierda a derecha: Ruiz Caldera, Luis Alegre, A. Jiménez y A. Arévalo. Fuente: Objetivo Aragón

“Promoción fantasma”, que se estrenó el pasado 3 de febrero, es una comedia inscrita en el género fantástico, con toques de romanticismo, que rinde tributo a las comedias de instituto y a los años 80. Precisamente fue esta variedad de ingredientes lo que atrajo de la historia a Ruiz Caldera. Respecto a su primera película, la exitosa “Spanish Movie”, el director confiesa que “es un tipo de comedia diferente”. “Promoción fantasma” no es solo una película dirigida a los jóvenes, de hecho, “está obteniendo muy buena respuesta por parte de un público más mayor”, continúa el director.

Alexandra, conocida sobre todo por su papel en “Los Serrano”, se encontraba especialmente emocionada con su visita a la capital aragonesa: “Yo soy de Zaragoza, y hace años venía con mi hermana a los coloquios”. Para Luis Alegre a la joven le espera un “futuro brillantísimo”.

Raúl Arévalo, que actualmente interviene en la serie “Con el culo al aire”, recuerda como “muy divertido” el rodaje de “Promoción fantasma”. Además, está de enhorabuena porque es candidato al Premio Goya al Mejor Actor de Reparto por “Primos”, gala que se celebrará el próximo 19 de febrero.

Raúl Arévalo, en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza. Fuente: Objetivo Aragón

De ambos actores el director ha destacado su “química cinematográfica”. Según Luis Alegre, “Alex y Raúl forman una pareja muy potente”.

“Es el trabajo más hermoso que he hecho en mi vida”

CULTURA

Andrea Durán   28-12-2011

Luisa Gavasa. CEDIDO POR AMAPOLA FILMS PARA OBJETIVO ARAGÓN

Luisa Gavasa está emocionada, y no es para menos. Está a punto de estrenar “el trabajo más hermoso de toda mi carrera, interpretar a Luisa Roche” y ha hablado con Objetivo Aragón de lo que “De tu ventana a la mía” significa para ella y por la que es candidata a los Premios Goya 2012 (tiene hasta página en facebook).

Objetivo Aragón: ¿Cómo definiría “De tu ventana a la mía”?

Luisa Gavasa: Esta película es una ópera prima de una madurez poco habitual, de una dimensión increíble. Primero porque es una historia, un proyecto que Paula perseguía desde hace mucho tiempo y la ha realizado como ella ha querido, no ha cedido ante presiones de ningún tipo. Ha defendido lo que ella quería y esperaba de esta película desde el principio. Es una película muy hermosa, cuenta exactamente lo que Paula quería contar.

OA: ¿Qué ha supuesto para usted trabajar en esta película?

LG: Me cuesta mucho definir este trabajo porque es como si me pidieran que definiera a un hijo, me cuesta mucho ser crítica con esta película. Es una historia hermosísima que habla de sueños, que habla de la vida, de la gente. Y trabajar en ella ha supuesto para mí el cielo, el trabajo más hermoso que he hecho en mi vida. Me resulta difícil hablar de mi personaje sin emocionarme y ha pasado ya más de un año desde que hicimos la película. La primera vez que vi la película entera me conmovió de una manera que no me había ocurrido nunca en la vida, fue algo increíble.

OA: ¿Cómo le ha influido a la hora de realizar su personaje el hecho de que la película estuviera localizada en su ciudad, en su tierra?

LG: Ha influido todo. Luisa Roche es el regalo más hermoso que Paula podría haberme hecho. Esta es mi ciudad, mi vida, mis calles y eso evidentemente se refleja en mi trabajo y en mi personaje. Recuerdo especialmente una de las escenas rodadas en la calle Alfonso, en la que yo pensé en todo momento en mi padre, que tenía una joyería unos metros más adelante. Es imposible que no me emocione y que no me llegue de manera especial esta película que se ha rodado en mi ciudad. Mi padre murió muy joven y no pudo ver lo que he conseguido en mi carrera e irremediablemente este papel me ha hecho pensar en él y en las personas queridas que ya no están.

OA: ¿Cómo fue el rodaje, cómo lo recuerda?

LG: Bueno….primero voy a contarte lo negativo (risas). Por ejemplo ir vestida de invierno en pleno julio en Zaragoza puedes imaginar lo horroroso que era. Me acuerdo que al final del rodaje las encargadas de vestuario me dijeron que eligiera una prenda como recuerdo y me ofrecieron el abrigo de paño que llevo durante la mayor parte del tiempo y les dije que ni muerta, que prefería quedarme con cualquier otra cosa excepto con ese abrigo (risas). Pero salvo este detalle concreto del vestuario todo lo demás lo recuerdo maravillosamente. Es un personaje, un trabajo que lo he vivido con mucha pasión y hubiera hecho cualquier cosa por él. Ha sido maravilloso. Insisto, yo no he hecho un personaje más hermoso en mi vida.

OA: Y ya para finalizar ¿hay algo que quisiera añadir, algo que se haya quedado en el tintero?

LG: Simplemente decir que todo el mundo ha puesto mucha emoción en esta película, desde los actores hasta la gente que ha estado detrás de la cámara, música, vestuario… Es un trabajo hecho con mucha pasión, mucho esfuerzo y con mucho amor. Y sobre todo con una fidelidad hacia Paula increíble….yo creo que hubiéramos matado todos por ella.

“Hay algo masoquista en esta profesión”

CULTURA

Andrea Durán  23/12/2011

Paula Ortiz. CEDIDO POR AMAPOLA FILMS PARA OBJETIVO ARAGÓN

Con motivo del próximo estreno (9/03/2012) de su ópera prima “De tu ventana a la mía” Objetivo Aragón compartió charla y café con Paula Ortiz para hablar de la película y de muchas cosas más.

Objetivo Aragón: ¿Cómo llegó el cine a tu vida? ¿Cuándo supiste que el mundo del séptimo arte era tu futuro?

Paula Ortiz : Que el mundo del cine era mi futuro y a lo que me podía dedicar sigo sin creerlo. Ahora mismo es tan difícil el mercado laboral que nunca he creído que me pudiera dedicar al mundo del cine sin más. Me lo planteo como proyectos. Me gusta hacer cine, me gusta hacer películas y voy poco a poco. Y a la vez continúo con mi vida laboral, otras cosas a las que me dedico, compaginando ambas facetas.

OA: ¿Cómo fue la temporada que pasaste en EE.UU., de qué manera influyó en tu trabajo?

PO: En EE.UU. la formación de cine es muy diferente, me dieron ciertas claves gracias a las cuales vi que era  posible realizar  proyectos más grandes. Allí hay una industria enorme del entretenimiento, un mercado laboral muy amplio (cine, teatro, televisión…), mucha gente dedicándose a ello y los estudios están muy especializados. Yo aprendí muchas claves allí que en España, por estar la industria menos desarrollada, faltan un poco. Fue una experiencia muy positiva y muy enriquecedora en el ámbito laboral.

OA: ¿Podrías presentarme “De tu ventana a la mía” con tus propias palabras? ¿Cómo definirías tu ópera prima?

PO: Para mí la película es muy difícil de definir, es como una especie de calidoscopio de mujeres, de experiencias femeninas. Pero estas experiencias no tienen por qué ser solo mujeres las que las vivan, sino que es esa parte femenina que todas las personas tenemos. La película es un espejo, otra ventana, reflejos de cómo vivir ciertas experiencias personales desde esa sensibilidad femenina: el amor, el desamor, los golpes de la vida…

OA:¿Cómo fue el rodaje?

PO: Lo recuerdo muy bonito y muy duro. Fueron seis semanas y media muy difíciles puesto que hay que coordinar a mucha gente, rodar en interiores y en exteriores, que todo esté listo y perfecto para el momento oportuno. Hay escenas que necesitan horas y días de preparación y que llevan mucho trabajo detrás y luego realmente las ruedas en veinte minutos o media hora. Hay que mover a mucha gente, en esta película hemos tenido a 45 personas fijas y para determinados días del rodaje hicieron falta refuerzos. Y toda la responsabilidad en este caso caía sobre mí al ser la directora, así que fue bastante estresante (risas).

OA: ¿Cómo ha sido trabajar con actrices de la talla de Maribel Verdú, Leticia Dolera o  la aragonesa Luisa Gavasa?

PO: Fue un lujo. Las tres son un auténtico lujo de actrices, maravillosas. Fue increíble trabajar con ellas. Ha sido una experiencia única e irrepetible. Solo tengo buenas palabras para ellas.

OA: ¿Cómo fue rodar gran parte de la película en Aragón y en tu ciudad, en Zaragoza?

PO: Muy emocionante. Para mí son los espacios que me son propios. Son los paisajes de mi memoria, de mi imaginación, de mi infancia. En esta película yo no podía evitar que aparecieran muchos espacios conocidos. A la hora de escribir el guión me imaginaba todo esto, lo que me resulta más cercano, más mío.

OA: ¿Qué han supuesto para ti todos los premios que has recibido hasta ahora por “De tu ventana a la mía”?

PO: Honestamente, el tema de premios y festivales a mí no me suele gustar. Pero sí que es cierto que son reconocimientos importantes que te hacen ilusión. Que una directora sueca que no te conoce de nada y que no sabe nada de tu película decida que le ha gustado tu trabajo y que mereces recibir un premio es muy gratificante. Pero realmente el tema de los festivales no es tu trabajo, tu trabajo es contar historias y transmitírselas al público. Entras en una vorágine que ya no es tuya. Pero es verdad que los premios son un refuerzo enorme,  un espaldarazo importante. Es la constatación de que lo que has hecho está bien.

OA: ¿Próximos proyectos a la vista?

PO: Yo siempre estoy fabulando, pensando historias. Tengo en mente dos largometrajes que creo que se podrían hacer, que merecerían la pena. Pero ahora mismo con la coyuntura actual no sé cómo podríamos producir y llevar a cabo esas películas. Es un tipo de riesgo muy fuerte, son proyectos de todo o nada. Honestamente ahora mismo sí tengo proyectos pero no sé cómo pueden hacerse factibles.

OA: ¿Entra en tus planes, en un futuro no muy lejano, rodar fuera de nuestro país?

PO: A mí me interesa rodar historias buenas, donde sea y con quien sea. Si hay una historia fuera, en inglés, en francés o en chino dónde yo pueda ayudar (no solo como directora) y creo en ella, iría a donde fuera. Y además por el momento que estamos viviendo creo cada vez más en la coproducción y en la necesidad de apoyarnos unos a otros para poder sacar adelante nuestros proyectos.

OA: ¿Qué es para ti lo mejor y lo peor de tu profesión?

PO: El otro día escuché a Trueba decir que “hacer películas era sufrir” y realmente es así. Tú como directora eres la cabeza del equipo, toda la responsabilidad recae sobre ti y la presión es muy fuerte. Lla grabación de esta película ha sido un proceso de enorme desgaste físico y anímico. Pero también ha sido para mí un enorme proceso de aprendizaje. El arte es un mundo de extremos, y ves lo peor de la naturaleza humana, pero también lo mejor, lo más maravilloso. Aunque lo cierto es que hay algo masoquista en esta profesión (risas).

OA: ¿Qué opinión te merece el cine que se hace actualmente en España?

PO: Yo creo que con el cine se es muy injusto. En España se hacen muchas películas muy ricas en la estética, en la temática y también en la tipología (cine de autor, cine experimental, cine de género…). Tenemos autores reconocidos en todo el mundo. Gente como Almodóvar, Coixet, Amenábar, Balagueró….son respetados y conocidos en todas las cinematografías del mundo. Especialmente en EE.UU. Almodóvar es venerado, todo el mundo quiere trabajar con él. Es cierto que hay películas malas, pero también lo es que hay películas muy muy buenas.

OA: Y ya para terminar ¿qué relación especial te une con las amapolas (están presentes en la película, en su productora…)?

PO: (risas) Eso es algo que no puedo desvelar, para descubrirlo tendrás que ver la película.